BENDICIONES DEL SEÑOR PARA ESTE AÑO 2019 Y FIRMES EN LA FE Y EN LA SANA DOCTRINA



Amados hermanos en la común fe, que el Dios de la gloria y de la paz les bendiga en gran manera en todo, hoy y siempre, y que este año 2019 que recién se inicia, pueda ser un año pletórico de bendiciones y logros en la vida espiritual, familiar y material, los animamos de todo corazón a ustedes a permanecer firmes en la fe y en la sana doctrina, sin desmayar por nada ni por nadie.

Cada día, mes y año que pasa la venida del Señor Jesucristo por su amada iglesia se hace mas cercana (Romanos 13:11), pero también cada día, mes y año que pasa la apostasía y el engaño se acrecientan en el seno de la iglesia nominal (Mateo 24, 1ª. Timoteo 4:1), por eso los que amamos a Dios y a su santa palabra, y vivimos (o tratamos de hacerlo) en la senda antigua (Jeremías 6:16) y en la fe verdadera, debemos aferrarnos con mas fuerza a Dios y al poder del Espíritu Santo, y no claudicar en nada, pese a todo esta terrible vertiente y avalancha de apostasia y maldad que se ha metido en miles de iglesias y concilios en este tiempo.

Dios tiene, y tendrá siempre, un remanente fiel y 7.000 rodillas que solo se doblan ante su majestad y poder (1ª. Reyes 19:8, romanos 11:4) !gloria a Dios para siempre¡ y que seguirán proclamando su verdad y predicando su santo evangelio, pese a toda la oposición que la verdadera iglesia del Señor tendrá de parte del mundo, de los mundanos y del diablo, este pueblo fiel debe seguir adelante en la fe, y defendiendo nuestros grandes valores y nuestras grandes doctrinas para la gloria de Dios (Judas 3).

Un fuerte y sincero abrazo a todos ustedes y en manera muy especial a todos los valientes y verdaderos siervos de Dios (obispos, pastores, evangelistas, misioneros) que tienen la carga de una obra y que llevan el mensaje de salvación por todo el mundo, que Dios los bendiga grande, grandemente.


Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino, que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina.

vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas.

Pero tú sé sobrio en todo, soporta las aflicciones, haz obra de evangelista, cumple tu ministerio.


2 Timoteo 4:1-5 Reina-Valera 1960 (RVR1960)



Pastor Evangelista Marcos Morales Chavez