MEXICO MONTERREY      SANTIAGO      I    VALPARAISO          RANCAGUA      I    ARGENTINA     I     ECUADOR        TEMUCO     I   CONTACTO
LA NOTICIA DESTACADA DEL MES DE MAYO
PAGINAS RECOMENDADAS
Ministerio Evangelistico Cruzada de Poder, Ubicado en Carmen Nº 1436 Santiago Centro
                                  Fono: ( 56 ) (22) 5511378 Fono: ( 56 ) (22) 6889465 Chile.
Ofrendas u aportes en la cuenta corriente de BANCO ESTADO a nombre de IGLESIA MINISTERIO EVANGELISTICO CRUZADA DE PODER , Nº 23900029586, o llámenos a los teléfonos ( 56 ) (22) 5511378 o (56) (22) 6889465, que Dios le bendiga grande, grandemente.
OFRENDAS
....................Cruzada de Poder
PASTOR EVANGELISTA MARCOS MORALES CHAVEZ, EDITA SU PRIMER LIBRO..
CONTACTENOS

Julio 2017 - Noticia del mes
 

“LA PRACTICA DE HOMOSEXUALIDAD PRODUCE GRAVES DAÑOS FISICOS Y ENFERMEDADES”

“Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos, ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén. Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío” Romanos 1:24-27.

La Biblia condena la homosexualidad y toda practica sexual aberrante

La Biblia tanto en el antiguo como en el nuevo testamento condena abierta y totalmente la practica de la homosexualidad en todas sus formas (Génesis 19:1-10, Levítico 18:22, Jueces 19:22-26, Levítico 20:13, 1ª. Corintios 6:9-10, 1ª. Timoteo 1:8-11, Judas 7).

Los homosexuales no forman una raza distinta, sino que son personas ordinarias, tan humanas como cualquier otra persona que se han enredado en el pecado. No es correcto ridiculizarlos, ni tampoco es correcto que sus familiares los abandonen. Son objetos del gran amor de Dios y merecen nuestra compasión, aunque no aprobamos su comportamiento. Los homosexuales son personas que se caracterizan por el deseo sexual hacia aquellos de su mismo sexo y el término aplica tanto a hombres como a mujeres. Una lesbiana es una mujer homosexual.

SU NATURALEZA Y CONSECUENCIA

La homosexualidad no es asunto de herencia genética, ni error en el sexo, nadie nace homosexual, es como alguien dijera; “un mal habito adquirido”. Esta evidencia permanece todavía en misterio para la comunidad científica y se reconocer su existencia como algo ANOMALO.

Algunos empiezan por curiosidad. Dicen, "Yo sólo era curioso pero ahora no puedo dejarlo". Otro dijo: "Dos años atrás ni conocía la palabra. Ahora lo soy". Otros viven una vida doble, constantemente atemorizados de ser descubiertos. Es un pecado que esclaviza a la persona de forma increíble. De una encuesta de 300 homosexuales en la cual se les preguntó si tenían deseos de cambiar, 291 dijeron que NO. Después de 25 años de edad, el homosexual es casi imposible de curar, ya que ha desarrollado una unión fuerte con otra persona.

Además del SIDA y otras enfermedades venéreas que son rampantes entre los homosexuales, por lo general llevan una vida muy triste. Entre más edad, más padecen del desbalance emocional. Son rechazados por la sociedad, nunca forman relaciones duraderas y son rechazados por los mismos homosexuales después de los cuarenta años, dando lugar en gran porcentaje, al alcoholismo y el suicidio. Refuerzan su práctica con material pornográfico. Un señor que operaba un centro de rehabilitación en Brooklyn de Nueva York dijo: "Nunca he conocido a un homosexual verdaderamente feliz. Casi siempre están tristes, solitarios, temerosos y ansiosos, pero sobre todo solitario, siempre buscando una relación mejor que la que tienen. Es una vida de tortura, conflictos, sentimientos de inferioridad y desesperación”.

La naturaleza de los homosexuales es que son pecadores. Pablo dijo que los homosexuales, "cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza" Romanos 1:26. La palabra "cambiar" indica que es actividad propia, y la expresión "contra naturaleza" señala la perversión de lo que Dios constituyó en el principio. El homosexualismo es primeramente un comportamiento equivocado, es decir, una actividad que uno aprende. Al decir que Dios los entregó, indica que Dios segunda lo que ellos escogieron. Por esta razón Dios puede condenarlo porque el homosexual es responsable por lo que hace.

IV. LA CURA

A. Aunque la sociedad tiene un desprecio especial para homosexuales, para Dios no es un pecado peor que otros. Dios ama a todos. Siempre hay esperanza, porque Jesucristo puede cambiar a cualquier persona después que exista fe y el deseo ferviente de cambiar.
B. Hay que dejar de culpar a otros por las circunstancias en que uno se encuentra. Al contrario, para vencer cualquier vicio, hay que darle gracias a Dios y vivir la vida un día a la vez. C. Por cierto hay que abandonar a las amistades homosexuales, los lugares frecuentados por homosexuales, bebidas alcohólicas y literatura homosexual. Si es necesario, debe buscar ayuda profesional. D. Hay que estudiar la Palabra de Dios y ser una persona disciplinada.

EL SEXO ANAL ES PERVERSO, ADEMAS RIESGOSO Y PRODUCE DAÑOS A LA SALUD

La profesional de la salud y reportero médico Kathleen Melonakos, describe el impacto del sexo hombre-con-hombre sobre la salud física. Ella dice asi; “Trabajé como funcionaria durante varios años en los ochenta y noventa en el Centro Médico Universitario de Stanford, donde pude ver algo del daño que los homosexuales hacen a sus cuerpos con algunas de sus prácticas sexuales. Como consecuencia de esa experiencia presencial, admiro mucho el trabajo de NARTH en la investigación y tratamiento de la homosexualidad. He estado preocupada durante largo tiempo por las serias consecuencias médicas que surgen como resultado de las actitudes de la afirmación gay que predominan en el Área de la Bahía de San Francisco. Por ejemplo, conocí personalmente a un dermatólogo prominente, un dentista, un ingeniero y un peluquero que murieron en sus cuarenta y pocos años de enfermedades infecciosas relacionadas con sus patrones de conducta homosexual. Sé de muchos otros que han muerto jóvenes como resultado de vivir un estilo de vida gay. La co-autora de mi propio libro de referencia médica, Saunders Pocket Reference for Nurses, era la jefa del departamento de cirugía en Stanford. Contaba casos de homosexuales que necesitaban cirugía de emergencia debido a "puñetazos", "jugar con juguetes", (introducir objetos en el recto) y otros actos estrafalarios. Estoy segura -a la luz de mi experiencia clínica, y como consecuencia de haber hecho considerables estudios sobre ello desde ese momento que la homosexualidad ni es normal ni benigna; más aún, es una adicción letal de conducta, tal como subraya Dr. Jeffrey Satinover en su libro “Homosexualidad y la Política de la Verdad ".

Por lo que yo sé, no existe otro grupo de personas en los Estados Unidos que muera de enfermedades infecciosas en sus cuarenta y tantos años que el de los que practican la homosexualidad. Esto, para mí, es trágico cuando sabemos que la homosexualidad puede ser prevenida, en muchos casos, o sustancialmente sanada en la edad adulta cuando existe suficiente motivación y ayuda. Actualmente vivo en Delaware y trabajo junto a la Fundación de la Familia de Delaware con el propósito de informar a la gente de los temas homosexuales. Estamos discutiendo a los activistas gays que quieren añadir "discriminación sexual" a nuestro código de anti-discriminación. Al intentar exponer el argumento de que la homosexualidad no es sana y que no debería animarse a nadie a practicarla, nos encontramos con el hecho de que ni la Asociación Psiquiátrica Americana ni la Asociación Psicológica Americana la reconocen como un desorden. Nuestros oponentes dicen que estamos utilizando "tácticas de alarma".

El Dr. Satinover exponía brillantemente en su libro “Homosexualidad y la Política de la Verdad” la evidencia sólida e irrefutable de que existen consecuencias letales de vivir las características que definen la homosexualidad masculina -esto es, la promiscuidad y el contacto sexual anal. No era necesario para reconocer eso que alguien cualificado en medicina, como Brian Camenker de Coalición de Derecho de los Padres dijera en TV nacional: "Una vida de sexo anal no es muy buena para el cuerpo." Brian dijo también: "Tan alarmante como suena la frase, no existe argumento lógico contra ella." Así, incluso la gente tiende a reconocer lo que debería ser obvio, especialmente para los cualificados en medicina, y que conocen los hechos básicos de la homosexualidad. Los profesionales de la medicina deberían ser más conscientes e implicados con las consecuencias de la práctica habitual del contacto anal promiscuo y otras prácticas orales-anales de los homosexuales activos. El riesgo de cáncer anal se eleva para los que mantienen contacto sexual anal. Según un estudio, sube por un asombroso 4000% y lo dobla de nuevo para los VIH positivos. ¿Puede rechazar alguien que el contacto sexual anal rompe el forro rectal de la pareja receptiva, con indiferencia de si se lleva puesto el preservativo, y que el contacto posterior con la materia fecal conduce a un conjunto de enfermedades? Las enfermedades a las que los homosexuales activos son vulnerables pueden ser clasificadas como sigue:

01- Enfermedades clásicas transmitidas sexualmente (gonorrea, infecciones de Clamidia de tracoma, sífilis, infecciones de herpes simplex, verrugas genitales, piojos púbicos, sarna).
02- Enfermedades entéricas (infecciones de especies Shigella, Campylobacter de yayuno, Entomaeba histolítica, Giardia lamblia, ("enfermedad del intestino gay"), Hepatitis A, B, C, D); trauma (relacionado a y que tiene como consecuencia incontinencia fecal, hemorroides, fisura anal, cuerpos extraños alojados en el recto, desgarros rectosigmoideos, proctitis alérgica, edema penil, sinusitis química, quemaduras de nitrito inhalado y ataques sexuales del paciente masculino).
03- El síndrome de inmunodeficiencia adquirida mas conocida como SIDA.

¿Puede alguien rechazar que el aumento de la morbosidad y de la mortalidad es una consecuencia inevitable del sexo de hombre-con-hombre -sin mencionar los índices elevados de alcoholismo, abuso de drogas, depresión, suicidio y otras enfermedades que con tanta frecuencia acompañan al estilo de vida homosexual? La gente con este conjunto de patrones de conducta, ¿son de alguna forma "normales"? Mi pregunta primaria es: ¿Por qué la homosexualidad no es considerada un desorden solamente sobre la base de sus consecuencias médicas? El Dr. SATINOVAR y otros han hecho un solo caso para el por qué la homosexualidad es paralela al alcoholismo como adicción insana. Debería tener un diagnóstico paralelo. Hay mucha literatura, incluyendo en la web NARTH, que discuten la decisión de 1973 de suprimir la homosexualidad como diagnóstico. Los argumentos contra el cambio en el diagnóstico parecen centrarse sobre "modelos sociales", relativismo moral, "angustia subjetiva" del paciente y si hay o no ningún modelo objetivo para la normalidad "psicológica".

Mientras estas consideraciones son importantes, parece como que podemos dejar de lado, por el momento, el debate sobre si la homosexualidad debería ser clasificada como desorden del desarrollo. Muy simplemente, parece, una persona objetiva que solamente mire las consecuencias de estilo de vida de la homosexualidad tendría que clasificarla como algún tipo de patología. ¿Conduce o no a una vida dramáticamente recortada? Los estudios dicen que Sí, muchos Artículos lo aseguran, algunos hasta el 40%, siendo el estudio Cameron sólo uno de otros muchos estudios que sugieren esto. Tomados juntos, estos estudios establecen que la homosexualidad es más mortal que el tabaco, el alcoholismo o la adicción a las drogas. Sin embargo, parece que lejos de ello, pocos físicos u otros profesionales están haciendo argumentos a favor de la homosexualidad como diagnóstico basados en sus consecuencias adversas sobre la salud. Es muy impactante que al hacer una investigación en la historia de la decisión de 1973 para suprimir la homosexualidad del manual diagnóstico de desórdenes, se sabe que la razón especiosa sobre la que se basó la decisión es precisamente la presión de la opinión pública, y que los físicos cualificados han permitido que la decisión permanezca.

LA HOMOSEXUALIDAD Y LAS ENFERMEDADES QUE PRODUCE

“…Recibiendo en si mismos la retribución debida a su extraviado” Romanos 1:27.

La evidencia substancial y carente de ambigüedad de que la homosexualidad implica una conducta de amenaza contra la vida con un componente adictivo que tiene serias implicaciones sobre la salud. El hecho de que la A.P.A. (Asociación Psicológica Americana) haya eludido la responsabilidad por su carencia de integridad científica y profesional es especialmente increíble debido a la llegada de la epidemia del SIDA. Existen actualmente estimadas unas 900.000 personas en los Estados Unidos que están infectados con el virus VHI, 1 de cada 300 americanos. Aunque ha habido un decrecimiento en las muertes por SIDA por año debido a la terapia de drogas, (que cuesta un promedio U$A de 12.000 por paciente al año), el índice de nuevos infectados por año ha permanecido el mismo, unas 40.000 personas, a pesar de los veinte años de campaña de "sexo seguro". Estos hechos demuestran el fracaso de políticas actuales para contener la epidemia del SIDA. Mientras que la terapia de las drogas prolongará brevemente la vida de estos pacientes, el SIDA permanece como la causa quinta de mortalidad entre las personas de edades entre 25-44 años, y el 60% de los nuevos casos es contraído por hombres que han mantenido relaciones homosexuales. De acuerdo con los Centros para el Control de la Enfermedad (CDC), los hombres homosexuales tienen mil veces más probabilidades de contraer el SIDA que la población heterosexual en general. El Dr. Satinover ha dicho en una entrevista con NARTH: "Un artículo reciente de una publicación psiquiátrica nos informaba de que el 30% de todos los hombres homosexuales de 20 años de edad serán VIH o estarán muertos a más tardar a la edad de 30 años. Pensarías que el objetivo, el enfoque ético sería: Utilicemos cualquier cosa que funcione para intentar sacar a esta gente de su posición de riesgo. Si ello significa hacer que se pongan el preservativo, bien. Si significa hacer que dejen el contacto sexual anal, bien. Si significa hacer que dejen la homosexualidad, bien. Pero esta última intervención es la única que es absolutamente tabú. No hay duda de que un análisis frío, y estadístico de esta epidemia te llevaría a creer que esta actitud de lo políticamente correcto está matando a una proporción sustancial de esta gente. Creo que hay un elemento de negación, en el sentido psicológico, de lo que las enfermedades relacionadas con el mundo gay realmente significan."

La APA debería ser presionada agresivamente a reconocer los hechos sobre la morbosidad y la mortalidad atribuida directamente a la homosexualidad, o ser descubierta por lo "guardianes de la salud pública" imprudentemente irresponsables que han llegado a ser, al menos en este asunto. ¿Cuándo demandarán los doctores y otros trabajadores al cuidado de la salud que los oficiales de la Asociación Americana de Psiquiatría respondan a la clara evidencia en lo siguiente: La Homosexualidad y la Política de la Verdad: Los índices de mortalidad enumerados en sus propias "Guías Prácticas para Tratar a los Pacientes con VHI/SIDA"; y otros informes importantes, tales como la Monografía publicada por el Instituto de Salud Sexual, Implicaciones en la Salud de la Homosexualidad? Para que no pensemos que los oficiales de APA justifican su abandono de las consecuencias médicas de la homosexualidad sobre la base de la orientación sexual no se puede cambiar, afirmamos que Robert Spitzer conocía en su documento de posición en 1973 sobre la Nomenclatura que "Los métodos modernos de tratamiento posibilitan cambiar la orientación sexual a una proporción significante de homosexuales que desean hacerlo."

Él ha confirmado ahora el hecho de que la orientación sexual se puede cambiar con su estudio reciente. Sabemos que cambiar la orientación sexual sólo llegó a ser "imposible" en los noventa, como parte de una estrategia política de los activistas gays. El fundamento de Spitzer y sus aliados para suprimir la homosexualidad como diagnóstico en 1973 era que para ser considerada un desorden psiquiátrico, "Debe producir regularmente angustia subjetiva o estar asociada regularmente con algún deterioro en la efectividad o funcionamiento social... Claramente la homosexualidad en sí misma no posee los requerimientos para un desorden psiquiátrico, debido, como se afirma más arriba, a que muchos están bastante satisfechos con su orientación sexual y demuestran no tener deterioro generalizado en la efectividad o el funcionamiento social". El razonamiento de The Task Force cae por varias razones. Primero, incluso si admitimos la validez de su criterio indicado (que es cuestionable), el hecho de que "muchos homosexuales estén satisfechos con su orientación sexual" falla al tomar en cuenta el enorme número de homosexuales que no están satisfechos con su orientación sexual y que experimentan "angustia subjetiva y deterioro generalizado en el funcionamiento social." La supresión del diagnóstico no sólo es injusta sino cruel para aquellos que desearían buscar tratamiento para su condición. En segundo lugar, existen razones sin ambigüedad para pensar que la homosexualidad en sí produce "deterioro generalizado en la efectividad y funcionamiento social." Sí de hecho es una adicción letal, y los muchos estudios que documentan los patrones de conducta son correctos (muestran patrones compulsivos de promiscuidad, sexo anónimo, sexo por dinero, sexo en lugares públicos, sexo con menores, drogas concomitantes y abuso de drogas, depresión, suicidio), para que la APA discuta que estas características no constituyen un "deterioro de efectividad o funcionamiento social", extiende los límites de la plausibilidad. Discutir que la muerte temprana no constituye un "deterioro de efectividad o funcionamiento social" es absurdo. La APA declara que su misión es "Promover un acercamiento bio-psico-social para comprender y cuidar a los pacientes, en todos los aspectos del cuidado de la salud, que incluye la prevención de la enfermedad". Así, la APA viola sus propios objetivos cuando ignora la evidencia de que la homosexualidad en muchos casos puede ser prevenida y niega la terapia reparativa a aquellos que la quieren. Una lectura cuidadosa de los artículos que se oponen a la terapia reparativa revela el fundamento de sus autores de que encuentran dicha terapia "opresiva" para aquellos que no la quieren. ¿Qué sucedería si esta lógica se aplicase a cualquier otra enfermedad mortal? ¿Qué sucedería si los doctores dijeran: "Nos negamos a tratar el cáncer (o, decir, el alcoholismo) porque sólo conseguimos un índice de curación del 50% - y muchas personas que no quieren ser sanadas encontraran opresivo que curemos a los demás?" ¿Por qué no serían archivados los procesos por negligencia? Sabemos que Ronald Gold de la Alianza del Activismo Gay, hombre abiertamente gay, era miembro del comité para suprimir la homosexualidad como diagnóstico en 1973. Sabemos que los activistas gays estaban interrumpiendo encuentros, amenazando a doctores y utilizando otras tácticas de “brazo fuerte” para conseguir su propósito en aquel momento. También sabemos que activistas homosexuales como el Dr. Richard ISAY en la APA han presionado para conseguir resoluciones que castiguen a los terapeutas que lleven a cabo la terapia reparativa, y las amenazas de los juicios parecen ser la razón principal por la que la APA no ha puesto en práctica sus propósitos. Sabemos que los defensores de la homosexualidad de la APA continúan suprimiendo el debate sobre el nuevo estudio de Spitzer que documenta que la orientación sexual se puede cambiar (y suprimiendo el debate sobre otros estudios de apoyo). También homosexuales activos como Clinton Anderson, de la Asociación Psicológica Americana, rechazan permitir que NARTH entable un debate público o anunciar los encuentros de NARTH en las publicaciones de APA simplemente porque ésta no está de acuerdo con las premisas sobre las que se basa la terapia reparativa. Por estas razones, no es exagerado usar la analogía de que "los alcohólicos están dirigiendo el centro de rehabilitación", en referencia a la APA -al menos en lo referente a la homosexualidad. Los homosexuales activos apenas pueden ser objetivos sobre una conducta adictiva en la que ellos mismos participan. A la luz de la evidencia médica, parece que el dicho Galénico, "físico, sánate a ti mismo", debería aplicarse, como se hizo en el pasado, como sugiere el Dr. Satinover.

La situación en EE.UU. empeorará sólo hasta que se haga a la APA responsable por lo que es discutiblemente su negligencia criminal. Con su error a la hora de tener en cuenta las consecuencias médicas del patrón de conducta homosexual, están dañando a toda nuestra sociedad y, especialmente, a la generación próxima. La decisión reciente de la Academia Americana de Pediatría de aprobar las adopciones por parte de gays es otro ejemplo preocupante de cómo la decisión de la APA de "normalizar" la homosexualidad ha tenido un amplio efecto desgranador. Los profesionales de la salud, especialmente, deberían prestar atención a la protesta de Dean Byrd en la página web de NARTH de que ya es hora de que los americanos "insistamos en la verdad, no en la política, de todas nuestras organizaciones profesionales." ¿Qué hacer para insistir en la verdad? ¿Juicios? ¿Protestas? creemos que los doctores y otros profesionales de la salud deben hacer presión o compartir la culpabilidad.

¿QUIEN MANEJA LA AGENDA GAY?

Los grupos marginados en el pasado como son los gay-lésbico, están pasando de un estado de rechazo social, a un protagonismo y reconocimiento a nivel jurídico. Actualmente este movimiento está muy activo en todo el mundo, reclamando su derechos para ser respetados, lo cual es correcto, pero no solo buscan el respeto y la tolerancia social a sus inclinaciones, sino que han elaborado una agenda en tres pasos para lograr igualarse a la familia establecida por Dios de un hombre y una mujer e imponer su conducta como un derecho a proclamar y enseñar a la niñez bajo la consigna de que debemos elegir el sexo, y no dejar que sea la naturaleza la que lo determine. Vemos en los periódicos la revolución gay en Rusia, un país intolerante a este movimiento, en Venezuela como fórmula de lucha partidista, en Chile y en Honduras, mientras su agenda prevalece en México, Argentina, Uruguay, Brasil, Estados Unidos y gran parte de Europa. Es por ello que debemos hacernos dos pregunta ¿Quien maneja la agenda gay-lésbico y cuál es su contenido? En primer lugar esta agenda es patrocinada por los organismos internacionales, entre ellos la O.N.U. la O.E.A. la Comunidad Europea y las transnacionales gobernadas por gente que están dentro de este movimiento, por lo que manejan millones y poderes económicos inimaginables. Su agenda se fundamenta en tres pasos:

Primero: Ser reconocidos como una organización jurídica, para desde esa plataforma imponer sus creencias, tendencias y reclamos de derechos, entre ellos buscar leyes para combatir los mensajes que catalogan inapropiados, tales como decir que esa conducta es anormal, contranatural o pecaminosas, para lo cual utilizan el término de sexofóbica, solicitando para los que señalen estos términos penas judiciales que incluye encarcelamiento o demandas, aunque no se mencione nombres, o se predique un sermón basado en textos bíblicos que reprueban tal conducta es decir; “cero tolerancia a los que no comparten los ideales gays y los rechazan y condenan”. Segundo: Una vez establecidos jurídicamente, imponer el silencio a los disidentes de esta tendencia y buscar leyes que legalicen su estatus, estableciendo el matrimonio homosexual como un derecho similar al heterosexual, y pisteramente, establecer el derechos de adopción de niños, es decir “crear una “dictadura homosexual” que no permita a los demás contradecirlos”.
Tercero: Imponer y obligar la aceptación de tal conducta como natural, y enseñarles a los niños el derecho de la elección del sexo y la asimilación de tal conducta como un tercer genero. Imponer a los médicos, pastores, sacerdotes o predicadores su conducta y si no se les atiende, se les casa, o tolera en sus pretensiones, entonces ellos proceden judicialmente. Hay casos donde médicos en algunos países que reina su agenda plena, que por negarse a ser una cirugía plástica de cambio de sexo han sido llevado a los tribunales. Actualmente en algunos países se legisla para que la seguridad social financie el cambio clínico de sexo mediante cirugía. ¿Podrán sancionar a un pastor por negarse a casar una pareja gay? ¿Se incluirá en los libros de educativo tal conducta como algo normal? Es decir “concientizar al mundo a favor del homosexualismo y crear un paraíso gay”. Cuando los movimientos gay-lésbico logren su plena agenda, se impondrá su conducta como un derecho, por lo que prevalecerá la persecución a todos aquellos que no aprueben, predique o rechacen la imposición de tales actitudes. Es por ello que debemos luchar para que dicha agenda no sea parte de nuestra sociedad, sin embargo, proféticamente es inevitable que el mundo se degrade en todos los aspectos y la corrupción rige previo al reinado del anticristo. Hay que luchar, pero sabemos que todo esto es parte del cumplimiento profético de (Isaías 5:20, 2ª. Timoteo 3). Preparémonos, porque vienen tiempos difíciles y NO CALLEMOS POR NADA.


 

pastor evangelista MARCOS MORALES CHÁVEZ.